The Crew 2: En la variedad está el gusto

The Crew 2: En la variedad está el gusto


A poco más de un año de su anuncio, The Crew 2 llega PlayStation 4, Xbox One y PC para mejorar el agrio sabor de boca que dejó su antecesor. Los esfuerzos de Ubisoft y Ivory Tower han generado mecánicas frescas, en un juego que no se queda para nada corto en contenido.

La premisa es muy sencilla. Eres un corredor que representa a varias escuderías, participando en un programa de televisión llamado Live Extreme. Para cobrar mayor notoriedad deberás obtener más seguidores (una forma elegante de denominar a un sistema de puntaje convencional) en tus redes sociales y, mientras más seguidores, desbloquearás más competencias, llamadas Disciplinas y, mientras más Disciplinas completes, más seguidores te serán otorgados.

The Crew 2 una amalgama entre las historias de Watch Dogs 2 (¡Hola Ubisoft!) con su recolección de followers y Forza Horizon 3 con sus eventos a campo abierto.

 

Con respecto a las carreras, el estilo de conducción es arcade y, a diferencia del primer The Crew, los competidores rivales no parecen adecuarse a la posición en la que te encuentres, ya que siguen un patrón determinado durante toda la carrera. Eso si, en muchos circuitos, sobre todo en Rally y carreras callejeras, el rival que ocupa el primer puesto tiende a alejarse demasiado del resto, lo que decanta en carreras uno contra uno para determinar quién se queda con la primera ubicación.

No es el juego de carreras más fácil del mundo, un pequeño error te puede mandar directo al último puesto, por lo que es común repetir las carreras más de una vez para obtener la victoria. Esto se compensa con las flexibles exigencias para ganar seguidores y premios, puesto que no es necesario el primer lugar para dar por completado el desafío, solo bastará con una tercera ubicación.

Si hablamos de las recompensas, estas se materializan en seguidores y upgrades. Estos últimos funcionan como una especie de lootbox en forma de bonificaciones aleatorias que en el 90% de los casos terminarán por mejorar tu vehículo. Pero no por esto podemos decir que el juego se salva del despreciable «Pay to win», pues junto a los Bucks, moneda principal del juego, se suman los Puntos de Equipo, que podrás conseguir subiendo de categoría (en los que no obtendrás gran cantidad) o simplemente con tu vieja y confiable tarjeta de crédito. Por unos cuantos dólares puedes acceder desde el principio a los mejores autos, aviones y botes, saltándote todo el grind que significa ganar carreras y obtener Bucks para comprarte un nuevo vehículo

Hablando de compras, tendrás a tu disposición modelos de las marcas más reconocidas del mundo, sumado a un gran editor que te permitirá crear diseños únicos, que podrán ser subidos para que otros puedan descargarlos.

F

La gran novedad que nos trae The Crew 2 es que no solo ocuparemos automóviles y motocicletas para nuestras carreras, pues habrán circuitos que incluirán tanto aviones como botes de alta velocidad. Las carreras en lancha son en su mayoría bastante amenas, con la suficiente pizca de desafío para que no se vuelva plano y monótono, ya que los escenarios te ofrecerán suficientes obstáculos para mantenerte pegado al televisor. No podemos decir lo mismo de las avionetas, pues estas no otorgan una gran sensación de velocidad y sus físicas no dan la impresión de estar surcando por los aires, sino de estar planeando como un avioncito de papel.

En cualquier momento podrás cambiar con un solo botón entre tu bote, avioneta o automóvil favorito. Mientras vuelas en las alturas podrás hacer aparecer un auto y este caerá al vacío, sin ningún tipo de penalización, lo que da una libertad vista en pocos juegos de mundo abierto. La cantidad de carreras y desafíos repartidos en todo el mapa te obligará a utilizar cada tipo de vehículo, por lo que no te aburrirás en el corto tiempo. A esto se suman las carreras Live Extreme, que involucran una pista por tierra, mar y aire, con cambios de vehículo entre medio de la carrera. Si bien son entretenidas, la poca cantidad de este tipo de circuitos hace que la dinámica se desaproveche.

Carousel: no se encontraron imagenes

El mapa representa una versión achicada de Estados Unidos, pero no por eso deja de ser inmenso. Ciudades como Nueva York, Los Angeles y San Francisco se complementan con carreteras y paisajes a los que puedes acceder libremente. Cada una de las cuatro zonas principales del juego cuenta con su propio bioma, por lo que en un segundo podrás volar sobre los cañones del medioeste norteamericano y al siguiente estarás navegando por fuera de Manhattan, en la costa este.

No faltarán cosas que hacer en The Crew 2

Un punto alto es el mapa interactivo, que funciona como un Google Earth en tiempo real en el que puedes ver que está pasando en cada ciudad al hacer zoom en estas. Los tiempos de carga del viaje rápido son muy cortos, por lo que puedes ir de un extremo del mapa a otro en menos de diez segundos.

Otra gran característica del juego es su modo foto, que ofrece gran variedad de personalización al realizar una captura. A efectos fotográficos comunes como el desenfoque y la exposición, se les suman los filtros y hasta el nivel de daño del auto, para ofrecerle mayor dinamismo a la fotografía. Pero el modo foto también servirá para realizar misiones que nos otorgarán seguidores y Bucks, como capturar imágenes de la fauna silvestre a lo largo y ancho del mapa.

Carousel: no se encontraron imagenes

Ahora entramos en el factor de mayor discordia presente en The Crew 2, el online. Partamos por decir que se necesita una conexión a Internet constante para poder jugar, privándote de toda experiencia si no se cuenta con acceso a éste. Dicho sistema resulta irónico considerando que el título aún no cuenta con un modo PvP, el cual llegará recién el mes de diciembre. Las pocas características ‘en línea’ del juego son encontrarse con jugadores a lo largo del mapa (algo que no pasa muy seguido), misiones cooperativas y estar al tanto de los records mundiales en cada uno de los circuito y desafíos.

Aparte de unos cuantos desafíos cooperativos, hasta el momento no podemos hacer mucho más con nuestros compañeros.

The Crew 2 pudo haber sido un gran juego si Ivory Tower le hubiese puesto mayor énfasis al multijugador. Y es que el sistema del juego calza perfecto con dicho formato, extendiendo su longevidad y creando una comunidad dentro de éste. El sistema de seguidores se pudo haber replicado en una verdadera red social dentro del título, en el que los competidores más famosos se hubiesen transformado en las nuevas estrellas de una futura escena competitiva del juego… o quizás es mucho pedir.

Técnicamente cumple con lo solicitado para un juego de la presente generación, eso si, sin destacar en ningún aspecto. En este análisis se utilizó la versión convencional del Playstation 4, en la que el título corría de manera aceptable, pero no exenta de pequeños detalles a mejorar. En ciertos momentos, sobre todo cuando la acción se intensificaba, experimentamos caídas de frames que probablemente se deban a la potencia de la PS4.

Si bien a altas velocidades la ciudad ofrece una entretenida experiencia, solo basta con pulsar el freno para darse cuenta de que el modelado general carece de detalle, incluidas las texturas y los peatones, sin contar el bajo tráfico presente a toda hora del día, lo que no da la impresión de estar visitando una metrópolis, algo que sagas como Grand Theft Auto han replicado de mejor manera.

Carousel: no se encontraron imagenes

El aspecto sonoro está decentemente logrado. Cada vehículo cuenta con sus sonidos distintivos, generando variedad entre cada marca y estilo. Con respecto a la música, la elección de la banda sonora es óptima, con artistas reconocidos como The Chemical Brothers, Dillon Francis, Lorde y The Black Keys. El Electro Indie resulta ideal para esas carreras urbanas, mientras que el Garage Rock se complementa de manera perfecta para los desafíos Off-Road.