Crítica y Reseña: Un Monstruo viene a verme

Crítica y Reseña: Un Monstruo viene a verme

Me gusta pensar que ‘Un Monstruo viene a verme’, está dirigida por el segundo Steven Spielberg. Es que el universo cinematográfico creado por J.A. Bayona en la película, tiene tantos tintes de los universos de Spielberg que alegra el alma a cualquier fanático de la ciencia ficción y la fantasía.

‘Un Monstruo viene a verme’ es una película dirigida por J.A. Bayona, basada en la novela del año 2011 con el mismo nombre de Patrick Ness, quien también escribió el guión de la misma.
La película está protagonizada por Lewis MacDougall quién hace el papel de Connor, un niño de 12 años que tendrá que ponerse los pantalones y llevar las riendas de su hogar, ya que su madre (Felicity Jones) está enferma de cáncer. En el transcurso de la película el niño intentará superar sus miedos y fobias con la ayuda de un monstruo (Liam Neeson). El niño tendrá que afrontar la realidad de su situación actual, y no sólo eso, sino que también tendrá que lograr congeniar con su fría Abuela.

SPOILER ALERT: A continuación se harán algunos spoilers de la película, están avisados.

Bien, la película está narrada con una delicadeza envidiable, abunda el melodramatismo pero siempre estando al límite. La espectacular fotografía, junto con la emotiva y bastante cruda actuación de Lewis (Connor en la película) y la Felicity (la Madre) nos envuelven en una atmósfera melodramática y ya vamos preparando el pañuelo. Si bien la banda sonora en mi opinión no contó con mucho protagonismo, éste se lo robó la delicada y majestuosa animación. No solo la fotografía es bellísima, sino que la voz de el monstruo (Liam Neeson) junto con las animaciones tan suaves y bien logradas, nos dejan una gran sensación de satisfacción.

La película nos cuenta tres historias, mejor dicho, el Monstruo. Estas tres historias nos ayudarán a nosotros a hacer la preparación psicológica para lo que se viene junto con el protagonista. El producto final es un viaje emocional por el miedo, la rabia y la impotencia de las vueltas oscuras que puede dar la vida, y sabe crear un balance perfecto entre la dura realidad que nuestro protagonista vive, y la magia que a todos nos gustaría que existiera. En conclusión es un film con muy buenas actuaciones, una fotografía totalmente excepcional, una banda sonora emotiva y un guión muy bien logrado, que en su conjunto forman, como ya nombré anteriormente, un viaje de apróximadamente una hora y media, cargado de emociones y dramatismo que nos harán disfrutar

Aclaración: Esta crítica es una opinión personal y de índole informativo.