Análisis: Super Mario Party

Análisis: Super Mario Party


Jugamos Super Mario Party para Nintendo Switch, un clásico de la industria desde la Nintendo 64.
Sin lugar a dudas este título que llegó hace un mes a la consola ha dado mucho de que hablar y en SKGCL lo analizamos.

Super Mario party al igual que todos los títulos anteriores se basa en el clásico juego de tablero con dados y más de 80 minijuegos. Las rondas pueden ser de 10, 15 y 20 turnos según como lo quiera el jugador. El máximo de competidores por tablero es de cuatro jugadores. Contiene las mismas reglas, con el objetivo principal de obtener la mayor cantidad de estrellas (la cual tiene una valor de 10 monedas) pero contiene casillas nuevas y muy diferentes a lo que estamos acostumbrados. Cada partida puede durar entre 60 a 120 minutos.

Novedades:

– Gran variedad de personajes:
Estamos acostumbrados en Mario Party a una cierta cantidad de personajes, pero en esta entrega tiraron toda la carne a la parrilla y nos entregaron una gran variedad.

¡Puedes escoger entre los héroes y los villanos! Incluso pueden llegar a trabajar juntos.

– Dados personalizados:
Cada personaje tiene un dado especial adicional al clásico dado 1-6 y podrás usarlo en cada tirada. Algunos son bastante equilibrados, dándote la posibilidad de tener una tirada regular y segura, mientras que otros dados otorgan grandes riesgos con grandes recompensas.

– Casilla de Aliados:
Si bien el juego nos entrega una variedad maravillosa de personajes que podemos elegir, también se nos da la posibilidad de que se sume otro personaje a nosotros y nos ayude en nuestra meta a ser el mejor, ¿Cómo? Existe una casilla de aliados que, una vez caes en ella, nos otorga a un compañero que nos seguirá a todos lados y nos ayudará entregándonos su dado especial (no perderemos que el ya tenemos y seguiremos conservando el de 1-6) y a sumarnos 1 o 2 a nuestra tirada principal para así poder avanzar un poco más. Los aliados se pueden acumular, es decir, puedes tener mas de uno y cada uno de ellos te entregará el mismo beneficio, cada uno te dará su dado especial y te sumará 1 o 2 a tu tirada final. ¡Con muchos aliados imagínate lo mucho que podrás avanzar!

Por otro lado, los aliados no solo te ayudarán a avanzar sino que también te ayudarán a competir en algunos minijuegos, siendo estos una ventaja que deberás aprovechar.

– Objetos: 
Lo que siempre ha dado que hablar en Mario Party es que los objetos están cambiando constantemente, algunas veces hemos quedado inconformes con esto cambios, como lo fue en Mario Party 4 o hemos quedado sorprendidos, como lo fue en Mario Party 5 y su sistema de Orbes.

Esta vez tenemos los clásicos hongos que nos sumarán espacios a nuestra tirada o le restarán espacios a la tirada del oponente, tenemos el clásico ítem que nos deja cerca de la estrella, ítems para robar monedas y otro más que esperamos tú puedas descubrir.
Si bien no están mal, los objetos son bastante pocos pero muy baratos.


Modos de juego

 

Modo Mario Party a dobles: En este modo puedes jugar solo o con un amigo a un entretenido 2v2 donde los tableros nos dejan movernos en total libertad y se suman las tiradas de los dados del equipo. En este caso si ambos jugadores llegan a la estrella, ambos podrán cobrar una. Este modo aboga directamente al juego en equipo y la cooperación. Lamentablemente en este modo la selección de juegos es limitada.

Modo de aventura: En este modo tu y tus amigos dirigen una lanza usando el joy-con como un remo, deberás sincronizar con ellos para moverte donde quieras para poder llegar al final de las rutas luchando contra el tiempo y esquivando los obstáculos. Podrás ir ganando tiempo con los globos que irán apareciendo y los minijuegos que aparezcan.

Modo a todo ritmo: En lo personal este modo me gustó mucho y me llamó mucho la atención. Consiste en distintos minijuegos de corte rítmico donde debes derrotar al rival mediante precisión. Es bastante corto y muy divertido.

Modo Minijuegos: La clásica sección donde podrás jugar los minijuegos que más te gustan sin necesidad de un tablero.

Modo un jugador: Una vez se hayan desbloqueado todos los minijuegos aparece el modo de un jugador donde se deben completar 80 pruebas con distintos requisitos, ya sea con tiempo, puntuación determinada, etc. Es relativamente largo y una vez terminado no se suele volver a hacer. Este modo te da la posibilidad de poder disfrutar en grande la experiencia de manera individual.

Sala de recreo de Toad: Deberás jugar cuatro minijuegos originales donde puedes ocupar dos consolas para jugarlos. La idea es bastante buena, pero son tan pocos juegos y tan simples que no se logra sacarle todo el partido a esta novedosa modalidad.

Modo online: Puedes jugar a través de Internet en este modo y competir en cinco minijuegos para ver quién es el mejor. Lo malo es que solo consiste en eso y no puedes jugar tableros en línea, lo cual hubiese sido fantástico.

Animación y sonido

A pesar de que el juego cuenta con pocos tableros, estos son muy coloridos y tanto estos como los tableros tienen muchos detalles y buena presentación, pero no excento de animaciones un poco débiles.

La banda sonora es animada como siempre y mantiene ese sonido clásico de los Mario Party, que te motivan a competir en sus entretenidos minijuegos y las voces de tus personajes favoritos.

Este juego solamente se puede jugar con Joy-cons debido al diseño de los minijuegos y no podrás usar otro tipo de control.

Leave a Reply