Review: Age of Empires: Definitive Edition

Review: Age of Empires: Definitive Edition

Age of Empires es una pieza fundamental en la historia de los juegos de estrategia en tiempo real. Llegó en lo que fue conocida como la era dorada de su género, donde aparecieron grandes títulos como Command & Conquer con sus campos de batallas futuristas y Warcraft II con sus vibras de fantasía, pero allí llegó Age of Empires que prometía ofrecernos una experiencia totalmente distinta.

Marcó un hito en la historia del género, con un trabajo gráfico que no se había intentado antes y un juego que se tomaba la molestia de abarcar periodos históricos completos y que despertó el interés por las civilizaciones antiguas de más de un videojugador de la época.

Age of Empires: Definitive Edition sigue siendo ese juego de los años 90 que aunque no tiene el estilo de otros juegos que vinieron después, viene a ofrecer grandes horas de diversión para los amantes de los juegos de estrategia, tal y como lo hizo hace ya tantos años.

Datos del Juego
Age of Empires: Definitive Edition (PC)
Desarrollado por: Microsoft Studios
Fecha de Lanzamiento: 20 de febrero, 2018

Gráficos

Desde el momento que posamos nuestras manos sobre el ratón y movemos el cursor hacia nuestro primer constructor, se nota el cariño y la dedicación que los creadores pusieron en esta remasterización. Esta Edición Definitiva esta tan bien realizada que tuvimos que mirar videos del juego original sólo para comprobar que no estábamos de vuelta en los años 90. Y no, la versión de 1997 nunca se vio tan bien, pero es que esta remasterización le hace justicia al legado del juego original.

No solamente son gráficos bonitos también hay sustanciales mejoras a la gran animación que ya poseía este juego (mucho más notable cuando destruimos estructuras).

El único aspecto de la presentación que se siente fuera de lugar es la interfaz de usuario, la cual se ve tan arcaica que pareciera que se les hubiera acabado el presupuesto antes de poder siquiera retocarla.

Sonido

Esta Edición Definitiva no solamente goza de mejores visuales. También se ha grabado nuevo audio para la música y los efectos de sonido. La música es magnífica, consta de ostentosos arreglos orquestales que le dan profundidad y grandiosidad al juego, convirtiéndose en la compañía perfecta de sus gráficos mejorados.

Por su lado, los cambios en los efectos de audio puede que sean algo más difíciles de digerir para los puristas. Las nuevas sesiones informativas antes de cada misión son geniales, pero las voces de las unidades han sido cambiadas sustancialmente. Quizás son demasiados icónicas y los cambios puede que se sientan como un sacrilegio para los amantes de lo clásico, pero es un aspecto que quizás tome desprevenidos a los acérrimos fans de la saga.

Jugabilidad

El concepto de luchar con una cantidad de recursos limitados para forzar una eventual confrontación entre los jugadores no es único de Age of Empires, pero esta saga lo maneja de una manera más natural. Para empezar, tiene muchas formas de reunir recursos (como la cacería o la recolección de bayas), siempre sientes que tienes una opción estratégica en este ámbito, no solamente crear un montón de obreros y ordenarles recoger oro de una mina.

Avanzar entre eras históricas por medio de actualizaciones para acceder a nuevas tecnologías (una característica del género RTS) no es nada nuevo, pero el juego lo enmarca de una manera única y entretenida en momentos de la historia humana. Y las condiciones de victoria, como construir y defender una Maravilla, siguen siendo algo único y mágico de este juego.

Son bienvenidas esas sutiles mejoras que se han realizado al juego original que ayudan a traerlo a la era moderna. Por ejemplo, el movimiento de Ataque (que es cuando las unidades literalmente atacan los objetivos enemigos a su paso al mismo tiempo que se mueven al presionar un atajo del teclado) era algo debía ser incluido así como muchas otras acciones básicas de los juegos de estrategia de antaño, que siguen siendo relevantes hoy en día: múltiples órdenes de construcción, grupos de control, atajos para ver a los aldeanos que están ociosos.

La única mecánica que consideramos que aún necesita trabajo es el movimiento de las unidades (las unidades aun tienen dificultades en identificar el camino más corto para alcanzar un terreno no explorado en el mapa). Todas estas mejoras harán que, aunque tengas años sin jugar Age of Empires, te sientas como en casa desde la primera partida

El incremento en el limite poblacional es la gran estrella aquí. Muchas remasterizaciones deciden no tocar los aspectos fundamentales del juego, pero Microsoft decidió aprovechar la oportunidad y darle un lavado de cara radical a algunas características del juego, pero manteniendo todo lo que hizo grande a este juego en el pasado.

Incrementar el límite de unidades (algo que era producto de las limitaciones técnicas de la época) no sacrifica para nada el aspecto estratégico de este juego y funciona de las mil maravillas cuando los combinamos con la nueva característica de acercar y alejar la cámara. (Nuestras más sinceras felicitaciones para la persona que decidió implementar esta opción).

Multijugador

Lo que va a hacer la gran critica que escucharemos de este juego y no solo de los jugadores más entusiastas, es el multijugador online. Aun no lo han logrado perfeccionar incluso después de su fase beta, el problema es tan grave que de verás tienes que regresar a este juego con la mentalidad de que sölo vas a revivir la campaña de un solo jugador. Si en Xbox One hay servidores dedicados para todos, ¿por qué en PC, un lanzamiento de la talla de Age of Empire, ha sido dejado fuera?

¿Recuerdas todos esos “divertidos” problemas que había para crear una partida en la década de los 90? Lamentablemente están de vuelta. Al probar el juego en su versión multijugador, nos encontramos con partidas que terminaban por errores de conexión y el juego se quedaba colgado con frecuencia en este modo, obligándonos a reiniciarlo (algo para nada divertido). Por suerte es algo que se puede solventar con facilidad en el futuro cercano por medio de un parche.

Pero no te preocupes la campaña es básicamente dos veces más larga en esta Edición Definitiva y los oponentes controlados por el CPU siguen ofreciendo un gran desafío.

Historia

La historia siempre ha sido algo intrínseco de esta saga. Y eso es parte de lo que la diferencia de otros juegos de su clase. Por lo tanto, al ser este el primer juego de la saga, este se enfoca en la Edad Antigua, la era de la Grecia Helénica, del Alto y Bajo Egipto, de los Fenicios, los persas y del Imperio Romano. Cada facción, cada campaña es narrada desde un contexto histórico.

Por ejemplo, la campaña “Ascenso de Egipto” (básicamente el tutorial de Age of Empires), les enseña a los jugadores recién llegados a como usar a los aldeanos para construir estructuras, cortar madera, cultivar plantas, construir campos militares y usarlos para entrenar tropas, atacar a las facciones enemigas y así sucesivamente. Ideas básicas del género de estrategia y un tutorial increíblemente largo para los estándares de hoy en día.

Pero a cada paso que das, Age of Empires trata de darle contexto a tus acciones en el gran esquema de la historia. Al principio, no estás solamente aprendiendo a sembrar. En esta misión, “El gran Faraón Narmer busca unir a los reinos del Bajo y Alto Egipto en uno solo. Y usando la riqueza traída por los valles del Nilo, logra derrotar a los que se le oponían.”

Una misión donde destruyes un par de torres de vigilancia y tomas una isla, no es solamente un tutorial de batallas navales, sino que representa una feroz escaramuza donde el Faraón Senusret III planea “someter a la región de Nubia por osar construir fuertes en la rivera del Nilo.”

Este enfoque del juego y el gusto de Age of Empires de darle importancia hasta la facción más pequeña, establece el tono desde el principio y les brinda a tus conquistas posteriores una gran satisfacción como cuando lideras a Octavio contra Marco Antonio o enfrentas a los Babilonios de Hammurabi contra los Acadianos. No encontrarás mejor lección de historia allá afuera que la que ofrece este juego.

https://www.youtube.com/watch?v=AEcV-WPEvZY

Conclusión

Limitar este juego al sistema operativo de Windows 10 es una afrenta para el equipo creativo de este juego.

Basta con jugar una sola partida, para darse cuenta de todo el esfuerzo que se puso en realizar Age of Empires: Definitive Edition, así como también de las notables mejoras que se hicieron para asegurarse de que este clásico de los juegos de estrategia siga siendo relevante en el 2018.

No podemos más que felicitar al equipo que desarrolló y trajo de vuelta a la vida a este clásico y por su reserva a la hora de realizarlo, para asegurarse de que esta remasterización no abandonara sus raíces.